Inspiración, la última llamada. Wayne Dyer