El peligro de una sola Historia: Chimamanda Adichie
 


“Sólo cuando se haya talado el último árbol,
sólo cuando se haya envenenado el último río,
sólo cuando se haya pescado el último pez,
sólo entonces descubriremos que el dinero no es comestible.” 

 

 

Profecía de los Indios Cree.

 
Nuestras vidas, nuestras culturas, están hechas de muchas historias interrelacionadas. A través de lazos linguisticos, simbólicos y místicos, luchamos por obtener un significado en el mundo y dejar uno para sobrevivir nuestros vacios. Apropiamos mitos para justificar nuestra existencia y seguir una historia única que habla de la violencia y el egoísmo como características de una “naturaleza” humana.

No obstante, no hay naturaleza humana porque somos tan iguales como diferentes; tenemos todos múltiples historias que derivan de nuestra diversificación a través del planeta, sus climas y sus recursos. No hay una sola historia sino muchas las de nuestra vida en la tierra.

La novelista Chimamanda Adichie cuenta cómo encontró su voz cultural auténtica y advierte que si sólo escuchamos una historia sobre una persona o un país, corremos el riesgo de caer en una incomprensión grave.